25 de mayo de 2024

Por qué los agujeros negros, los grandes depredadores del Universo, se llaman así

Compartir esto:

Según la NASA, un agujero negro es un objeto astronómico con una atracción gravitatoria tan fuerte que nada, ni siquiera la luz, puede escapar de él. Si tomamos en cuenta ello, estas entidades cósmicas, que despiertan tanto temor como interés, son uno de los grandes puntos donde recae la atención de los astrónomos. Pero ¿por qué los agujeros negros se llaman así? La razón va más allá de lo descriptivo.

¿Por qué los agujeros negros se llaman así?
Un agujero negro, alguna vez, fue un objeto astronómico de enormes proporciones con un brillo que solo cuerpos de su categoría pueden emitir. Nos referimos a las estrellas, motores de energía cósmica que producen luz y calor, entre otras cosas.

Resulta curioso que lo mismo pueda presentar a lo largo de su existencia dos opuestos, como la luz la y la oscuridad. Bueno, pues ese es el caso de las estrellas que terminan sus días convertidas en un agujero negro.

Como se mencionaba al principio, citando a la NASA, los agujeros negros no dejan escapar nada. Son como prisiones de las cuales las cosas ya no regresan jamás. Por ahí va la razón de su nombre.

Publicidad #2

De acuerdo con la escritora científica Marcia Bartusiak, los agujeros negros comenzaron a ser llamados así por Robert H. Dicke, un físico experimental estadounidense. La razón radica en que el científico encontró un paralelismo entre estos objetos astronómicos y el Agujero Negro de Calcuta, un calabozo de la India, ubicado en el Fuerte William, que estuvo en su clímax durante 1756, cuando ahí se mantuvo a varios ingleses como prisioneros de guerra. Mientras estuvo en su apogeo, se decía que quien entraba ahí nunca regresaba.

Más tarde, John Wheeler, otro físico estadounidense, contribuyó a popularizar el término “agujero negro” para referirse a los voraces depredadores del Universo, tal y como Robert H. Dicke hizo en sus ponencias de Princeton a lo largo de 1960. A partir de ahí, los artículos científicos de principios de los 60 recurrieron a la misma forma de llamar a esas entidades. Y así hasta nuestros días.

Fuente: www.ngenespanol.com

 

 

 

Radio Centro 870 AM

Comentarios Facebook