13 de junio de 2024

La historia del James Webb, el telescopio espacial más potente que se ha construido

Compartir esto:

A la fecha, el Telescopio Espacial James Webb es el mayor instrumento de observación jamás construido, así lo indica el sitio especializado, Space.com. Es producto de la colaboración de 14 países. Su propósito es el de sustituir a los antiguos telescopios, Hubble y Spitzer. Y, además, este observatorio es sumamente reciente, pues fue lanzado al espacio el 25 de diciembre de 2021, a bordo de un cohete Ariane 5 de Arianespace.

La construcción del Telescopio Espacial James Webb tomó un coste superior a los 10 mil millones de dólares y estuvo a cargo de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), la Agencia Espacial Canadiense (CSA) y Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA). Igualmente, estas entidades son las que actualmente se encargan de la operación del telescopio.

Telescopio Espacial James Webb: hacia el futuro de la observación espacial
El observatorio fue lanzado al espacio hace menos de dos años. No obstante, sus antecedentes se remontan a la década de los 90. Específicamente, en 1996, a pocos años de la liberación del Hubble, dio comienzo la planeación del James Webb, un telescopio espacial que supondría una mayor ambición dentro del mundo de la observación astronómica.

En el inicio del proyecto, éste fue bautizado como Next Generation Space Telescope (NGST). Seis años después, en 2002, se decidió cambiar ese nombre y, mejor, aprovechar la ocasión para rendir honor a James E. Webb, el administrador de la NASA durante el período comprendido entre 1961 y 1968. Él, que también fue funcionario del gobierno estadunidense, tuvo un papel relevante en el programa Apolo.

Publicidad #2

A lo largo de los años siguientes se presentaron varias eventualidades que hicieron demorar la consolidación del proyecto. Incluso, para 2011, parte del Congreso de los Estados Unidos se había inclinado hacia la cancelación, debido a los altos costos que se advertían como parte de la construcción y operación.

Hacia finales de la segunda década del siglo XXI, luego de varias barreras superadas, el trabajo en torno al gran telescopio estaba encaminado a su materialización. Sin embargo, debido a dificultades técnicas y humanas, el lanzamiento experimentó algunos retrasos más.

Fuente: www.ngenespanol.com

Comentarios Facebook