22 de febrero de 2024

Julian Lennon, el primogénito de John Lennon cumple 60

Compartir esto:

Primogénito del mayor ídolo musical de todos los tiempos, el también artista tuvo una infancia compleja y una adolescencia aún peor. Inspirador de las canciones más bellas, recorre el mundo de las artes y la filantropía. Hoy, con gran resiliencia, asegura haber sanado y perdonado el abandónico pasado que le dejó su padre John

A pesar de ser hijo del músico más importante del planeta, Julian Lennon tuvo una vida complicada y una infancia más dura aún. Luego de décadas recorriendo un camino de sanación para recomponer la relación con su padre, un hecho conmovedor del más allá bastó para que hoy pueda decir que vive en paz.

Julian Charles John Lennon nació el 8 de abril de 1963, en Liverpool, desafortunadamente al mismo tiempo que su legendario padre nacía al mundo de la fama. Fue un año muy movido para The Beatles, en el cual John sólo tenía tiempo -y ganas, según él mismo declaró- para atender la beatlemanía. En cuanto supo del nacimiento de su primogénito, el cantante escapó de una gira al hospital donde estaba Cynthia Powell por dar a luz, pero las fanáticas lo siguieron y Lennon jamás pudo llegar. Recién conoció a su hijo a los días del nacimiento que se dignó a pasar por la clínica.

Julian debe su nombre en homenaje a su difunta abuela, Julia, madre del célebre músico británico, quien tuvo gran influencia en su vocación y en sus primeros aprendizajes musicales. Aunque sus padres -John Lennon y Cynthia Powell- se casaron legalmente dos semanas después de su nacimiento, nunca llegaron a conformar un matrimonio unido y mucho menos feliz. De hecho, la suya fue una boda secreta y arreglada por el “qué dirán”: Brian Epstein, padrino del enlace y manager de la banda, incentivó la unión al enterarse que la novia estaba embarazada.

El furor de The Beatles, pero también la alocada forma de vivir del cantante, hicieron que padre e hijo pasaran muy poco tiempo juntos. “No fue un gran padre. Era un gran músico. Eso siempre ha sido delicado, y lo será hasta que pueda encontrar la respuesta, pero no sé si hay una”, expresó Julian cuando le preguntaron sobre su vínculo con John. De todos modos en 1968, a los 5 años de Julian, el matrimonio Lennon-Powell llegó a su fin.

Julian pasó gran parte de su infancia con un padre ausente. El pequeño Jules, como lo solían llamar, estaba devastado. Mientas que papá Lennon siguió con su vida, su mejor amigo se enteró de lo que había hecho, y reaccionó, “Puedes separarte, pero no dejes solo a Jules”, explotó Paul McCartney.
Fue en ese momento que Paul empezó a ver a Jules como a su hijo. Siempre iba a visitarlos a él y a su madre, pero Julian seguía con la mirada perdida. McCartney ya no sabía qué hacer para ayudar al chico hasta que una revelación llegó a él, cuándo no, en modo de canción.

Publicidad #2

Paul escribió una de los versos más hermosos de la historia que, en poco tiempo, llegó a los corazones de todos, sobre todo por su mensaje para el hijo de John Lennon. “Hey Jude, no lo hagas mal, elige una canción triste y hazla mejor”.

La canción que compuso Paul McCartney para reconfortar a Julian, el primogénito de John Lennon, tras la separación de sus padres
Así, Hey Jude dedicada para consolar a Julian por el divorcio de sus padres, se transformó en un himno para miles de fanáticos. El tema llegó a los primeros puestos en la lista mundial. La canción originalmente se llamaba Hey Jules pero McCartney cambió el título porque intuyó que Jude sería más fácil de pronunciar. “Tenía 5 años cuando Paul escribió esa canción, y no me enteré que yo era el protagonista de la letra hasta cuando tenía 15, y sólo porque mi madre me lo dijo”, confesó más tarde Julian.

Julian siguió brevemente los pasos de su padre en la década de 1980, pero su carrera fracasó. Ahora, está regresando a la música y haciendo lo que ama. Según él mismo declaró, paradójicamente le fue difícil ingresar a la industria de la música por su apellido.
No cree que haya nacido para hacer música como su famoso padre. Se enamoró de la actuación en la escuela. Sin embargo, una vez que agarró una guitarra, el resto fue historia.

Julian lanzó su álbum debut, Valotte, en 1984. Siguieron otros cuatro álbumes, pero abandonó su carrera musical después de Photograph Smile, en 1998. Durante una entrevista en Larry King Live, habló sobre dejar atrás su carrera musical. Habían pasado 15 años desde que ingresó al estudio de grabación, principalmente porque nunca había tenido una buena relación con la industria. “Simplemente ha sido un camino difícil”, dijo Julian. “Me han golpeado mucho, ¿sabes?”, explicó que había sido mucho más complejo que simple. Tener una carrera musical y el nombre de Lennon fue un desafío. “Cuando la gente no te toma personalmente en serio como artista, sino que sólo quieren conocerte por tu padre y eso es todo, y eso es difícil de manejar”, explicó Julian.

En 2021, Julian publicó una foto de una pluma blanca en el aniversario de la muerte de su padre. “Solo amor hoy”, escribió. Julian ha tenido sus luchas en la vida, pero salió de todo más fuerte que nunca. Será interesante ver qué hace a continuación. Ya domina casi todas las formas de arte.
Y, seguramente, desde donde sea que esté, John lo aplaude orgulloso.

Fuente: infobae.com

Comentarios Facebook